¿Necesitamos a los hijos para seguir existiendo?

¿Necesitamos a los hijos para seguir existiendo?
¿Alguna vez te has hecho esta pregunta?
Yo le he hecho. He preguntado a mis hijos que piensan respecto a esto y fue impactante escuchar su respuesta. ¡Los padres no necesitan de sus hijos, es total y absolutamente todo lo contrario!…

Cada uno con sus propias palabras, su manera de ser, de pensar, de expresarse, respondieron en un contexto que encerraba lo mismo. ¡Los que siguen necesitando de sus padres son ellos! Sin importar su edad, si son mujeres u hombres, si viven solos o no, si ya tienen su propia familia, si tienen barba y bigote, si tienen hijos, si son autosuficientes económicamente… Me impactó escucharlo.

Esto me hizo detener y pensar… ¿Cuántas veces dejo de hacer lo que me gusta? ¿Cuántas veces pospongo un proyecto? ¿Cuántas veces dejo de comprarme algo que me gusta? Porque creo que como buena madre “eso es lo que debo hacer”.

Hoy sé, que no se trata de cuánto tiempo les doy, ni de ser buena o mala madre, entender que yo ya hice lo que tenía que hacer, que les di y les sigo dando todo mi amor, pero ahora respetando su independencia y respetando la mía. Que ya crecieron y tienen todo el derecho a disfrutar sus triunfos, sentirse orgullosos de ellos y compartirlos si así lo desean. De cometer sus propios errores y que poseen toda la capacidad para entenderlos, enfrentarlos y aceptarlos.

 

Comments

comments