El Divorcio y la Autoestima

El Divorcio y la Autoestima

Ante un divorcio y la llegada de la menopausia, tu autoestima puede sufrir una caída.

Todos tenemos una imagen mental de nosotros mismos, esta autopercepción forma un concepto mental de quien y como somos.

Desde tu infancia te vas formando esa imagen.

La idea que tienes de ti misma, puede coincidir con la idea que los demás tienen de ti o, puede que no. Así mismo esta idea puede encajar con la realidad o no, sin embargo, mientras este pensamiento sea más claro, te podrás relacionar e interactuar con el ambiente que te rodea, así como aceptarte y tener una mayor capacidad para solidificar tu autoestima. Sobre todo después de enfrentar situaciones que te hacen flaquear y que pueden provocar que se vea afectada..

La autoestima no surge de estar valorándote positivamente en todo momento, sino de mirarte objetivamente, aceptando tu autoconocimiento, no es algo que este siempre en la misma frecuencia, se va a manifestar de forma cambiante dependiendo de las circunstancias que te rodean y que se van presentando a lo largo de tu vida.

Por esa razón cuando surge un divorcio o una separación es común que tu Autoestima se vea afectada, sobre todo cuando esta ruptura ocurre después de los 50 años o más. Deja el pasado, vive el Hoy, disfruta cada momento y trabaja en tu autoconcepto, (si es necesario busca ayuda profesional).

La Autoestima es importante, porque podrás interactuar con tu entorno, defendiendo tus derechos sin alterarte, serás menos vulnerable a los embates emocionales y podrás actuar con mayor tranquilidad ante cualquier situación que se te presente.

Tener una Autoestima sana, te ayudará a prevenir la ansiedad, la depresión, a sentirte en armonía contigo, teniendo resultados benéficos para tu salud y tu calidad de vida.