La Mente y los Virus Mentales

La Mente y Los Virus Mentales

Se dice, que una computadora es muy parecida al cerebro humano, sólo que si al ordenador le entra un virus, este dañara el disco duro y no habrá manera de recobrar la información guardada. Sin embargo nuestro cerebro tiene la gran capacidad de cambiar la información que hemos recibido desde la infancia y que ha quedado introyectada en él, por lo que te tengo una gran noticia… ¡Es posible reprogramarlo!…

El cerebro está diseñado para protegernos, todo lo que en algún momento mande indicios de “peligro, peligro”, hará que inmediatamente nuestro cerebro mande señales para evitar “Dañarnos” aunque la realidad no sea así.

Esto, nos da una gran oportunidad para poder hacer cambios en nuestra vida y así lograr y cumplir nuestros objetivos, nuestras metas.

¿Cómo?

Eliminando esos virus mentales (creencias limitantes) que nos impiden seguir adelante y nos están frenando constantemente…

¿Sabías qué?…

La mente es el conjunto de facultades cognitivas (mentales) que engloban procesos como la percepción, el pensamiento, la conciencia, la memoria, etcétera y que algunas son características del ser humano y otras son compartidas con otras formas de vida. Este conjunto de procesos debe ser diferenciado de los estados mentales, tales como los deseos, la sensación de dolor o las creencias, que son reiterativas…

«Mi Cerebro es la Clave que Define mi Mente Libre»

¡Qué Importa!

¡Qué Importa!

Que maravillosa es esta etapa de tu vida, llegar a la juventud madura sabiendo quien eres, cómo eres y amándote tal cuál eres. ¡Qué importa lo pasado, el hoy es tu presente!

Todos los momentos difíciles que tuviste que pasar, las situaciones que te provocaron un dolor profundo, los altibajos que experimentaste, todas esas emociones que se acumulaban como un torbellino dentro de ti y, que en muchas ocasiones, ni siquiera pudiste expresar. Emociones que te dejaban un sabor de boca amargo y tenías que tragártelas, «porque no te quedaba de otra».

Gracias a esas situaciones y vivencias que tuviste que transitar, hoy eres la mujer que eres y sin ellas, la experiencia que hoy has adquirido, no existiría.

Por lo que me gustaría decirte:

Que importa ahora si fuiste engañada, si la recompensa ha sido mayor con la experiencia adquirida.

Que importa si tropezaste más de una vez, si cada que te levantabas, era con más ímpetu con más fuerza.

Que importa si te equivocaste, errar es de humanos.

Que importa el pasado, si el hoy, es la esperanza de tu futuro gracias al conocimiento adquirido.

¡Lo qué importa es seguir adelante con todo lo vivido y todo lo aprendido!

Por: FlorCue