Tomando el Control de mi Vida

Tomando el Control de mi Vida, 

Todos en algún instante de nuestra vida nos hemos llegado a preguntar…

¿Cómo me encuentro en este momento?

¿Qué es lo que quiero hacer?

¿Para qué lo quiero hacer?

Por lo regular, evitamos contestar estas preguntas, adjudicamos cualquier excusa: No tengo de tiempo, no lo había pensado, creo que me siento bien así como estoy, a esta edad que cambios puedo hacer, etc…

La realidad es, que no nos respondemos estas interrogantes por “Miedo”, si embargo no los sabemos… Inconscientemente evitamos enfrentar todo aquello que vaya en contra de lo que nos dictan nuestros cánones, que nos signifique un cambio, que nos pueda causar incertidumbre, angustia, cualquier cosa que pueda alterar nuestra zona de confort…

Cuando respondes a estas preguntas con toda libertad, con toda honestidad, dejando fluir lo que a tu mente llegue, probablemente la respuesta no sea la que tú esperabas…Y esta bien,  Preguntarte ¿Para qué?  definirá lo que realmente quieres hacer, de eso se trata de estar en congruencia contigo… En lo que hago, lo que digo, lo que hablo y lo que pienso.

 Es importante recordar que… Nunca es Tarde para Volver a Empezar, tenemos la capacidad para hacer los cambios necesarios y hacer de nuestra vida, Una Historia Diferente…, la decisión depende solamente de Ti.

¿Qué es la Soledad?

¿Qué es la Soledad?

En términos sociales significa estar solo sin acompañamiento de una persona u otro ser vivo,  puede tener origen en diferentes causas, como la propia elección del individuo, el aislamiento impuesto por un determinado sector de la sociedad, una enfermedad contagiosa o hábitos socialmente distraídos.

Puede también entenderse por privacidad o privación voluntaria de la compañía. Por otra parte, la soledad durante períodos más largos puede afectar al individuo y suele ser percibida como desagradable, causando depresión, aislamiento y reclusión, dando como resultado una incapacidad de establecer relaciones con los demás. (Wikipedia)

Aprender a vivir en soledad con uno mismo es un verdadero arte, ya que social y culturalmente hemos sido educados para estar acompañados. El ideal es tener muchos amigos, ser sociable, tener fuertes conexiones con otros y ser parte de nuestro entorno. Esto nos lleva a sentir miedo y ansiedad cuando sentimos que no encajamos, nos sentimos fuera de lugar…

Tener miedo a estar solos o solas, nos puede llevar a buscar compañía, aún si estas personas no aportan nada a nuestra vida y nos hacen sentir incómodas e infelices. ¿Te has sentido obligada a asistir a una reunión,  para no sentirte excluida o bien para dar gusto a otra u otras personas?

La soledad no es negativa, siempre y cuando no la llevemos al extremo, tener momentos para estar con nosotras, en silencio, en comunión con nuestro ser, es necesario y reconfortante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Que es una Crisis?

¿Qué es una Crisis?

Una a crisis es un cambio brusco o una modificación importante en el desarrollo de algún suceso y ésta puede ser física o simbólica, es una situación complicada o de escasez… Una persona puede enfrentarse a diversas dificultades; de salud, económica, emocional, crisis existencial, etc. 

Cuando se llega a  cierta edad, se habla de la crisis de los 30, de los 40, de los 50 años, esto es debido a los cambios propios de esta etapa de la vida, que generalmente nos llena de temor, de incertidumbre y se refieren a la dificultad que conlleva enfrentar esta transición de la Edad Adulta Temprana a la Edad Adulta Intermedia.

Desde un punto de vista psicológico son comunes, pero también son necesarias para el desarrollo de una persona y no siempre se trata de situaciones negativas, al contrario todos los obstáculos que se nos presentan por insignificantes que parezcan aportan experiencia y conocimiento a nuestra vida, nos retroalimentan, nos impulsan a seguir adelante, a menos que no se quiera y se decida estancarse, quedarse en un estado de involución, que también es válido, porque cada persona es libre de decidir lo mejor para ella…

 Puede aparecer también, cuando la persona hace un recuento de su vida, se da cuenta que no ha logrado hacer lo que siempre quiso o bien no ha llegado a donde quería llegar, creando un sentimiento de pérdida de tiempo…esta sensación puede causar una gran frustración

La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento.