¿Ver Para Creer?

¿Ver para Creer?

¿Por qué es más sencillo utilizar la frase “Ver para creer”?… La incredulidad es uno de los deportes preferidos de la mayoría de las personas, la falta de confianza en nosotros mismos es lo que ocasiona la falta de confianza en todo lo que nos rodea. De esa manera podemos justificar nuestra propia falta de fe.

¿Qué pasaría si cambiáramos la frase por “Creer para Ver “? Somos lo que nuestras creencias son para nosotros, si tú piensas que no vales y te lo repites continuamente, esa será tu creencia, por lo que eso es lo que vas a vivir día a día, ¿Qué sucedería si cambias ese pensamiento y comienzas a creer en ti, a sentirte bien contigo?

No basta con repetirlo una y otra vez si no lo sientes, si no lo crees, podemos decirnos: Soy fuerte, soy exitosa, soy inteligente, soy delgada, etc… Pero, si lo declaras sin sentirlo, sólo lo expresas porque te han dicho que con insistir a cada momento es suficiente… Permíteme decirte que no funciona así, que puede resultar contraproducente y esto te puede llegar a generar un gran sentimiento de frustración.

Es vital que cuando hagas una afirmación la sientas, te sientas y lo creas, entonces sí, el mensaje que envías a tu inconsciente va a recibirse de la manera adecuada, tu puedes crear tu propia realidad partiendo de creer en Ti…